Luego de estar prófugo de la justicia por más de 21 años, fue arrestado esta semana en el este de la República Democrática del Congo uno de los principales sospechosos de participar en las atrocidades cometidas durante el genocidio ocurrido en Ruanda en el año 1994. Así lo dio a conocer en un anunciado las Naciones Unidades

Se trata de Ladislas Ntaganzwa, un hombre de ahora 53 años, ex alcalde y presidente del Movimiento Republicano Nacional para la Democracia y el Desarrollo (MRND); acusado de ayudar, organizar y  colaborar directamente en la masacre de más de 20.000 Tutsis durante el genocidio en Ruanda, en el que casi un millón de personas en general perdieron la vida.

Ntaganzwa fue uno de los nueve fugitivos restantes involucrados directamente en el genocidio ruandés buscado por el Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales, establecido por las Naciones Unidas para continuar la labor de los tribunales internacionales para Ruanda y Yugoslavia, según un comunicado de las Naciones Unidas.

Los Estados Unidos habían ofrecido una recompensa de $ 5 millones para quien proporcionara información que llevara a su captura.

Hace 22 años atrás, Ntaganzwa contaba con tan sólo 30 años de edad y fungía como  alcalde, en ejercicio con “absoluta autoridad, teniendo el  control efectivo sobre sus subordinados” durante el genocidio del gobierno hutu contra la minoría tutsi, según su acusación 1996.

Desde su posición, Ntaganzwa ordenó, dirigió y supervisó el asesinato de miles de sus compatriotas así como también  participó personalmente en  los actos de  violencia sexual cometidos contra mujeres y niñas.

En el año 1994, más de  800.000 personas perdieron la vida en una matanza que  duró tres meses, donde más de las 300.000 víctimas del genocidio eran mujeres y niños. Se calcula que por lo menos 95.000 niños quedaron huérfanos luego de la matanza.

Genocidio
Atrocidades cometidas contra la población Tutsi en su mayoría mujeres y niños
La barbarie cometida contra las mujeres y los niños
La barbarie cometida contra las mujeres y los niños

Los extremistas hutu en Ruanda atacaron a la minoría étnica de los tutsis y hutus moderados; en muchos casos mataron familias en sus casas y quemaron iglesias con personas dentro.

Ntaganzwa podría enfrentar un juicio en Ruanda, ya que el país así lo solicitó. Ntaganzwa está acusado de cinco cargos, entre ellos el genocidio y la violación como crimen de lesa humanidad.

Seguinos en Redes Sociales

0 Comentarios Unite a la Conversacion →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *