El día de ayer, el Congreso brasileño aprobó la nueva meta de déficit fiscal, que había sido propuesta por el Gobierno para ejecutarla este año, ascendiendo a 119.000 millones de reales –en dólares americanos 30.900 millones-, siendo esto al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) de la nación.

Sin embargo, durante el festejo de la aprobación por parte de los oficialistas, fue lanzada una noticia, en la cual el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, acepta la investigación e iniciación de un juicio en contra de la presidenta Dilma Rousseff, para su posible destitución por irregularidades mostradas en las cuentas públicas que a su vez se reflejan en el presupuesto.

dilma 2

dilma 1

Esta modificación fue aprobada en una intensa sesión del Congreso de cámara. En la sesión el oficialismo aseveraba que la situación fiscal actual del país se debe a que la crisis global ha tenido un gran impacto en la economía brasileña. Por otro lado, la oposición condenó a la irresponsabilidad notoria en el Gobierno de Rousseff.

A principio de año, el Gobierno presentó un presupuesto que daba como cálculo para el 2015 un superávit del 1% del PIB, sin embargo, la meta propuesta fue revisada progresivamente a la medida baja mientras pasaban los meses, mientras la crisis del país se acentuaba.

En junio, lo que se preveía del superávit bajó a un 0,15% del PIB, pasados dos meses se corrigió nuevamente, pero pasó a convertirse en un déficit alcanzando casi el 1%, que luego volvió a ser revisado, llegando a un 2%.

El Gobierno sigue sosteniendo que la revisión de la meta es solo un agravamiento de la crisis  por la cual el país atraviesa. También, datos oficiales han revelado que estos días, la economía cayó 1,7% en el tercer trimestre de este año, con respecto a los tres meses anteriores, y más de 4% en relación al mismo periodo del año pasado.

Según aseguran estos datos, entre enero y septiembre pasado, el Producto Interno Bruto llegó a encogerse un 3,2%, sumando ya el tercer trimestre consecutivo en rojo, asi alcanzando la tasa de contracción que muchos analistas han predicho para este 2015.

La nueva previsión de déficit fue aprobada hoy, la cual incluye deudas que llegan a los 57.000 millones reales (equivalen a 14.805 millones de dólares) que el Gobierno conserva con la banca pública, y ha sido mostrado en las contabilizaciones y balances oficiales.

Seguinos en Redes Sociales

0 Comentarios Unite a la Conversacion →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *